Sígueme en Instagram!

Sígueme en Instagram!

Hambre torrencial, Amélie Nothomb

Hay en el hambre una dinámica que prohíbe aceptar el propio estado. Es un deseo que resulta intolerable”, dice Amélie Nothomb en Biografía del hambre.


Existe un estado inconquistable en este mundo y este es el hambre. Biografía del hambre ha perfilado los desfiladeros de un patrón imperceptible hasta entonces para mí. Nothomb acierta en llamar “hambre” al torbellino interior que engulle y persigue lo que emprendemos. La voracidad triturante queda satisfecha un instante para volver a empujarnos por el tablón del salto, para seguir buscando una respuesta que no es bálsamo, sólo es la excusa para la peregrinación, pues el hambre de más hambre es la lógica por la que nos movemos, más que por la importancia de la forma concreta que adopta en cada momento.


-En los últimos meses la avidez me arruinó las preguntas que solía manejar y la reconstrucción que viene después es complicada. Pero es un plot twist que puede dar resultados interesantes.-


Este apetito inagotable de vida, de conocimiento, que nos mueve a franquear las barreras de lo explorable, al que no solemos llamar por este nombre es un compañero que he reconocido también en personas que me rodean y que suelen ser de las que más me gusta rodearme, otros esclavos de la escasez.


Al hambre no se le puede dejar afónico porque su clamor ineludible se abre paso a través de la propia entraña. Sin embargo, hay algunos estados que sí permiten tolerar el hambre.


Los únicos estados tolerables del hambre son aquellos en los que el cuerpo tiene un amo y es la renuncia. Aquí cesa el clamor, un retiro monacal de las pasiones. Cesa la sucesión lineal para varar el estómago en la estancia, en el margen que no continúa. Ocurre antes de lo previsto cuando enfermamos de anorexia por ejemplo. Recuerdo tener quince años y pensar: “realmente no ha sido tan difícil vencer la ley universal del hambre”; ley que solo se me antojaba comparable a la ley universal de la muerte. Y sin embargo, pensaba, soy una chiquilla de quince años y he roto sus grilletes para levitar sobre los días en un letargo zombi. Afortunadamente duró menos tiempo del que podría haberme arrastrado.


Qué leve es la punción que comunica los universos de la vida y de la muerte. Durante el tiempo que duró aquel desdoblamiento interior, al que también hace referencia Nothomb, seguí los mandatos de una gruta que se albergaba en mí pero yo no habitaba.


Nothomb habla también de la necesidad de un amor sin condiciones, de ser querida por lo que una es y no por los logros que apila: “Mamá encontraba su orgullo en esa cosa hueca llamada mi inteligencia, elogiaba lo que denominaba mis triunfos: ¿acaso aquellos prestigios eran yo?” ¿Es esta herida el origen de otro tipo de hambre imposible de apaciguar?


Las batallas interiores son las más difíciles de librar.


Nos vemos pronto,



Paula

Comentarios

  1. How to Play Pai Gow Poker | BetRivers Casino - Wolverione
    Pai Gow casino-roll.com Poker poormansguidetocasinogambling.com is an online version of a traditional table game in which players place bets in the 출장마사지 background. Pai Gow Poker uses filmfileeurope.com only the worrione.com symbols from a

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares